28. oct., 2016

Teomancia

Tanto la lectura de la borra del café como la lectura de las hojas del té en el fondo de la taza, son dos prácticas que generan entusiasmo a diferentes culturas. Se les atribuye a los árabes esa práctica.

Sin embargo, otros estudiosos piensan que proviene de los chinos. Era una práctica frecuente observar el interior de las campanas para descubrir mensajes para el futuro y presagios. Los cuencos chinos y tazas, cuando se colocan boca hacia abajo, parecen pequeñas campanas. El oráculo de las campanas ha sido inspirador para leer las hojitas del té que quedan en las tazas, como residuos, luego de beberlo.

La práctica requiere una gran concentración y apertura en la mente.

El sitio donde se acumulan las hojas dan pistas. Las hojas depositadas en el fondo indican el futuro, el borde es el presente.

La zona cercana al aza, representa las relaciones y vínculos.

Para hacer la lectura no hay que colar el té, usar un té puro y luego de beber su licor, dar vuelta sobre un plato la taza.

Cuentan que si se forma un árbol, significa buena salud y éxito. Si hay más de uno, un deseo será cumplido.

Curiosidades del mundo del té.